”Debe ser Abel quien deponga” : Alburquerque responde a Jaime David.-

0
27

En una carta enviada al destacado dirigente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y exvicepresidente de la República, Jaime David Fernández Mirabal, el experimentado exvicemandatario Rafael Alburquerque aborda con perspicacia la actual situación política en la República Dominicana y responde la propuesta del político sugiriendo sea el candidato del PLD quien renuncie al tiempo le plantea propuestas significativas para enfrentar los desafíos que aquejan al país.

En su carta, Alburquerque no solo destaca la importancia de un liderazgo probado en momentos de crisis, sino que también hace un llamado a la unidad en la oposición. El exvicepresidente sugiere que Abel Martínez, candidato presidencial del PLD, considere ceder su postulación en favor de Leonel Fernández, a quien describe como un líder con experiencia, madurez e inteligencia, cualidades fundamentales para enfrentar la actual coyuntura.

El llamado de Alburquerque no es solo político, sino que se enraíza en la historia compartida de lucha y sacrificio contra la tiranía de Trujillo. Hace referencia a la formación política bajo el maestro Juan Bosch, resaltando la importancia de valores como la dignidad y el decoro en la arena política.

El exvicemandatario enfatiza que la República Dominicana, inmersa en una crisis económica y social, necesita urgentemente un liderazgo consolidado. Alburquerque apela a dejar de lado los intereses partidarios en aras de un llamado conjunto por el bienestar del país.

La carta, fechada el 25 de febrero de 2024, representa una voz respetada que busca trascender las divisiones partidarias. Alburquerque aboga por una unión que supere las diferencias políticas, llamando a todos los seguidores de Juan Bosch, tanto de la Fuerza del Pueblo como del PLD, a respaldar a Leonel Fernández como candidato presidencial para las elecciones de mayo.

En este contexto político complejo, la carta de Rafael Alburquerque resuena como un llamado a la cohesión y la acción conjunta en pos de un futuro más estable y próspero para la República Dominicana.