Por fin Higuey descubre mercado que representan los hoteles para sus productos agrícolas !

0
23

En un esfuerzo conjunto entre la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Supérate y el Ministerio de Agricultura, las comunidades agrícolas de Gina Jaraguá, Jagua Mocha y María Ruíz, en Higüey, buscan transformar su realidad económica a través de un proyecto agrícola que conecta directamente a los productores locales con hoteles y restaurantes turísticos.

La iniciativa, denominada “Campo Conecta”, busca abordar la situación crítica en la que se encuentran estas comunidades, donde la tierra no se aprovecha completamente para cultivar y generar ingresos. La propuesta implica que establecimientos turísticos adquieran alimentos directamente de los agricultores locales, generando así una sinergia beneficiosa tanto para las comunidades agrícolas como para el sector turístico.

En una visita realizada el pasado 22 de febrero, representantes de la FAO, el Ministerio de Agricultura, la Asociación Nacional de Hoteles y Turismo de República Dominicana (Asonahores) y la comunidad de agricultores, evaluaron las áreas de producción y ultimaron los detalles de esta prometedora alianza.

El especialista en Turismo Rural de la FAO, Carlos Ávila, destacó la transformación de tierras antes casi estériles en zonas productivas de lechuga, espinacas, ajíes, puerros, tomates y pimientos. La demanda creciente de productos por parte de hoteles y restaurantes ha llevado a que los agricultores consideren que su parcela actual se ha quedado pequeña.

Con un enfoque sostenible, los agricultores emplean prácticas modernas como sistemas de riego por goteo y mallas que protegen los cultivos. Además, han integrado piscifactorías, mostrando una visión integral de la agricultura.

Asonahores, al observar las mejoras en la producción y organización, respalda la iniciativa. David Libre, presidente de Asonahores, destaca que esto no solo beneficia al sector turístico, sino que también impacta positivamente en la calidad de vida de los dominicanos.

La comunidad agrícola, entusiasmada por las mejoras observadas, aspira a que la iniciativa alcance el 100% de la demanda de hoteles y restaurantes. “Esto está afectando positivamente a la juventud y cada vez más personas quieren ser parte de esta nueva cooperativa”, afirma Ana, una de las agricultoras. El proyecto no solo apunta a revitalizar la economía local, sino también a fortalecer la conexión entre el sector agrícola y el turístico, promoviendo un desarrollo integral y sostenible en la región.