Una Radiografía de la Crisis Fiscal en República Dominicana y Posibles Soluciones.

0
11

Fernando Placeres.- 13 Febrero 2024 Punta Cana

La República Dominicana se encuentra inmersa en una situación económica marcada por un déficit presupuestario persistente, cuyos efectos impactan áreas críticas como salud y educación.

El promedio del déficit del Sector Público No Financiero (SPNF), mantenido en un 3.0 % del Producto Interno Bruto (PIB) entre 2008 y 2022, excluyendo el 2020, plantea una seria amenaza para la estabilidad financiera del país.

La falta de recursos para cubrir los gastos anuales ha obligado a una recurrente práctica de endeudamiento, generando un aumento constante en los pagos de intereses y la amortización de la deuda estatal. Este escenario se traduce en una carga insostenible para el presupuesto general del Estado, afectando directamente la inversión en áreas cruciales para el bienestar de la población.

El año 2024 presenta un panorama especialmente desafiante, con ingresos consolidados estimados en 1,274,699.5 millones de pesos y gastos ascendiendo a 1,503,947.5 millones. El déficit fiscal del SPNF, financiado mediante deuda pública, se eleva a 229,247.9 millones de pesos, equivalente al 3.1 % del PIB, superando el rango ideal del 1.5 al 2 %. Este nivel estructural de déficit refleja la necesidad apremiante de estrategias económicas efectivas.

Desafíos Actuales:

  1. Carga desproporcionada de Intereses
  2. La proporción significativa de los pagos de intereses de la deuda en el presupuesto, alcanzando el 20.7 % de los ingresos y el 17.2 % del presupuesto consolidado en 2024, representa un claro desafío. Esto limita la asignación de recursos para áreas prioritarias como salud y educación.
  3. Amortización de Deuda.-
  4. La amortización proyectada de 88,104.5 millones de pesos para 2024 intensifica la presión financiera. Estas obligaciones compiten directamente con las partidas destinadas a políticas sociales y de desarrollo.
  5. Riesgo de Sostenibilidad Fiscal
  6. La persistencia del déficit fiscal y el aumento constante de la deuda plantean un riesgo inminente para la sostenibilidad fiscal a largo plazo, afectando la confianza de los inversionistas y la estabilidad económica.

Posibles Soluciones

  1. Reformas en la Gestión Fiscal Implementar reformas eficientes en la gestión fiscal es imperativo. Esto incluye fortalecer la administración tributaria, mejorar la eficiencia en la recaudación de impuestos y reducir la evasión fiscal.
  2. Priorización del Gasto Público Establecer prioridades claras en el gasto público es esencial. Enfocarse en áreas críticas como salud y educación, optimizando la asignación de recursos para maximizar su impacto social.
  3. Diversificación de Ingresos Explorar fuentes adicionales de ingresos, como asociaciones público-privadas y medidas para estimular el crecimiento económico, puede ayudar a aumentar los ingresos sin depender exclusivamente del endeudamiento.
  4. Manejo Riguroso de Deuda Adoptar un enfoque prudente en la gestión de la deuda es crucial. Evaluar opciones para reestructurar deudas existentes y negociar condiciones más favorables puede aliviar la presión financiera a corto plazo.
  5. Transparencia y Rendición de Cuentas Fomentar la transparencia y la rendición de cuentas en la gestión fiscal es esencial para restaurar la confianza de los inversionistas y la credibilidad en la política económica del país.

En conclusión, abordar la crisis fiscal en República Dominicana requiere una combinación de medidas estratégicas. La implementación eficaz de reformas en la gestión fiscal, la priorización del gasto público y la diversificación de ingresos son pasos cruciales hacia la superación de estos desafíos económicos. El compromiso del gobierno y la colaboración con actores clave son fundamentales para garantizar una senda sostenible hacia la estabilidad financiera y el bienestar social.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here